MALTRATO ANIMAL: UN CRIMEN LEGAL



ESTA PÁGINA CONTIENE IMÁGENES MUY DURAS Y TEXTO QUE POR SU CRUDEZA, PUEDE RESULTAR DESAGRADABLE Y HERIR LA SENSIBILIDAD. TANTO LAS FOTOGRAFÍAS COMO LO QUE SE HA ESCRITO NO HACE MÁS QUE MOSTRAR UNA REALIDAD BRUTAL, PERO SI CONSIDERA QUE PUEDE VERSE AFECTADO AL CONTEMPLAR LO QUE AQUÍ SE EXPONE, NO SIGA ADELANTE.

Quien asume la tortura y el asesinato de otros seres como algo ajeno, es tan responsable como el torturador y el asesino.

"Los hombres son nazis para los animales y su vida es un eterno Treblinka". (Isaac Bashevis Singer- Premio Nóbel).

Después de que todo se haya dicho y hecho, quedará mucho más por hacer que por decir. (Jane Goodall)

Ante la injusticia la cobardía se viste de silencio. (Julio Ortega)



lunes, 2 de junio de 2008

Ecologismo es Terrorismo, según el Sr. Ñudi, Cazador y Director de la Revista Trofeo, Caza y Conservación

José Ignacio Ñudi, director de la Revista Trofeo, Caza y Conservación, ha escrito en su publicación un artículo en el que pone de manifiesto de forma muy clara cuál es el respeto que siente por la postura de un gran número de ciudadanos que, integrados en Asociaciones y Colectivos o de modo particular, están comprometidos en luchar contra el maltrato a los animales así como por el endurecimiento y ampliación de los supuestos legales para quien cause sufrimiento, daño o la muerte de estas criaturas.

En un rosario de despropósitos y acusaciones cargadas no sólo de odio, sinó también de una gran ignorancia, el autor hace afirmaciones cuya lectura despierta una mezcla de asombro, rabia y vergüenza. Sorpresa producida al comprobar que existe una mente tan retorcida como la de este individuo, capaz de parir una diatriba contra estos Grupos de defensa animal feroz sin el menor rigor, claramente interesada y que tiene de panfleto todo lo que le falta de análisis cabal y ajustado; no puedo más que sentir conmoción y estupor cuando dice que: “Las organizaciones ambientales y animalistas prosperan y hacen propaganda con total impunidad…”. Teniendo en cuenta que impunidad significa “falta de castigo”, ¿qué pretende el Sr. Ñudi?, ¿que se les aplique algún tipo de condena por informar, denunciar, afiliar y movilizar?; impunidad es con la que actúan algunos cazadores, a cuyo colectivo pertenece y de forma muy representativa, cuando ahorcan galgos, los tiran a pozos, ponen cebos envenenados o diseminan cepos.

Siento rabia decía, y es que sólo indignación y coraje puede provocar leer lo siguiente en su libelo: “Estos nuevos grupos terroristas suelen estar formados por organizaciones de los derechos de los animales, pro-vida, del medio ambiente, antinuclear y otros movimientos que gozan de una buena imagen social”. Ese clima de temor e inseguridad que asegura que es creado por Asociaciones animalistas lo siente la gente cuando sale al campo, porque muchos cazadores no respetan la distancia a los caminos o a las viviendas, porque todos los años mueren un buen número de ellos víctimas de los disparos de sus compañeros de monterías y porque son muy habituales los casos de cazadores dedicados al furtivismo. Pero este escopetero, al que da pavor imaginar con un arma en la mano a juzgar por la profunda irreflexión de sus razonamientos, tiene la osadía de tildar de terroristas a los que a costa de su tiempo y de sus recursos, se emplean en preservar y amparar a seres cuya desprotección es manifiesta y a merced de sujetos para los que, como él, su diversión pasa por el sufrimiento y la muerte de otros. Claro, que el Director de Trofeo, también pone en duda que la labor de estos Grupos sea altruista, puesto que indica que: Trofeo Caza alerta del peligro que implican algunas organizaciones sin ánimo de lucro que se benefician de ventajas fiscales y de la buena imagen social que se tiene de ellas, para captar militantes y, por supuesto, financiación”.

Y vergüenza al fin, aunque ajena en este caso, porque con el siguiente de sus argumentos, falaz, envenenado, esperpéntico, malintencionado y grotesco, este amante de las cabezas de venado en los salones y de zorros destripados, roza la más absoluta conducta ignominiosa al afirmar que: “para lograr sus objetivos esas organizaciones no dudan en robar, extorsionar, poner explosivos, amenazar de muerte y, en definitiva, imponer su forma de pensar a través de la violencia”.

Esta especie de ente, subido al púlpito intoxicador de la Publicación que dirige, que aún se atreve a llamarse “Conservacionista”, escupe patrañas e imputaciones con la misma soberbia y estulticia con la que aprieta el gatillo de su rifle para saciar su apetito de convertir vidas libres en trofeos muertos, porque sí, porque le gusta, porque se siente protegido y amparado para hacerlo y no quiere que eso cambie, por eso no duda en esparcir la inmundicia que su egoísmo le dicta para arremeter contra colectivos que sin medios y a base de mucho esfuerzo, intentan día a día trasladar a la Sociedad y a los Gobernantes, la crueldad inútil y absurda que se esconde bajo tantas formas de maltrato animal.

Siempre he pensado que para ponerse frente a un animal, reventarlo de un disparo, ver cómo agoniza y muere y apilar cuantos más cadáveres sangrientos en una camioneta mejor y convertir todo ello en diversión, competición, triunfo y hasta deporte, hay que carecer de ciertos sentimientos y escrúpulos que creo que deberían ser inherentes a la racionalidad, pero en su caso, Sr. Ñudi, la impresión que extraigo de sus comentarios que causarían risa si detrás no hubiese tanta mala baba calculada, es que Vd. forma parte del sector más radical, fanático y oscuro de ese colectivo y que no siente el menor remilgo en llegar a conclusiones torticeras y degeneradas para alimentar el odio que le inspiran los Grupos dedicados a defender los derechos de los animales.

Pues bien, si hasta ahora yo utilizaba la palabra a favor de esta causa, formaba parte de Asociaciones animalistas, acudía a movilizaciones y concentraciones y destinaba algún recurso económico para su apoyo, no dude que después de leer su remedo de opúsculo, multiplicaré esos esfuerzos y me sentiré orgulloso cada vez que Vd. nos llame terroristas, porque nuestro “terrorismo” está destinado a salvar vidas, su “ciudadanía ejemplar” está orientada a acabar con ellas.

Enlace al artículo de José Ignacio Ñudi:

http://www.trofeocaza.com/noticia.asp?ref=2082



7 comentarios:

Anónimo dijo...

¡¡¡¡plas, plas, plas, plas ,plas, plas, plas , plas, plas , plas, plas, plas, plas, plas, plas, plas


y

MÁS PLASSSS!!!!!!!!

¡¡¡¡¡¡¡¡APLAUSOSSSS MERECIDOS!!!!!!!!!

¡¡¡SÍ SEÑOR, ASÍ SE ESCRIBE Y ASÍ SE DESENMASCARA A LOS VIOLENTOS DISFRAZADOS DE CAPERUCITA !!!!!!!!



¡¡TENEMOS QUE ESTARLE A USTED

ETERNEMENTE AGRADECIDOS POR SU DEFENSA DEL MÁS DÉBIL !!!!!!

¡¡Y POR LA NUESTRA!!!

De paso pongo mi panfleto de guerra contra estos "iluminados":

¡¡A LAS CALLES!!!

¡¡MANIFESTACIONES EN CONTRA DE LA TORTURA Y EL ASESINATO DE ANIMALES EN ESTE PAÍS, YA!!!

NO NOS PODEMOS QUEDAR EN MERAS PALABRAS ESCRITAS EN UN CORREO A LAS AUTORIDADES, O EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN .
HAY QUE PASAR A LA ACCIÓN.
NO VAMOS A PERMITIR QUE SEAN LOS ANIMALES ABANDONADOS O LOS QUE LUCHAMOS POR LOS DERECHOS DE TODOS LOS INDEFENSOS, LOS ÚNICOS QUE SUFRAMOS LAS CONSECUENCIAS , UNOS PAGANDO CON SU PROPIA VIDA, EN EL CASO DE ESTAS CRIATURAS INOCENTES , O NOSOTROS MISMOS , SUFRIENDO POR ESTOS ACTOS TERRIBLES DE ANGUSTIA E IMPOTENCIA PARA IMPEDIRLO.

¡¡QUE SE QUEDEN ELLOS SIN DORMIR
POR NOSOTROS!!!!

LAS AUTORIDADES TIENEN QUE VER Y SENTIR NUESTROS ACTOS DE REPULSA Y REIVINDICACIÓN DE DERECHOS Y

¡¡JUSTICIA!!

NO PODEMOS SEGUIR CALLADOS ANTE TANTA BARBARIDAD.
HAY QUE SALIR A LA CALLE.
¡¡QUE SE NOS OIGAN , QUE NOS VEAN!!!
¡¡QUE SEAN ELLOS LOS QUE TENGAN PESADILLAS CON NOSOTROS!!!

¡¡POR LOS ANIMALES!!!

¡¡ELLOS NO SE PUEDEN DEFENDER, NOSOTROS TENEMOS LA OBLIGACIÓN MORAL DE HACERLO!!!!

“A trabajar con una meticulosa precisión , porque , si los fines son nuevos , no menos nuevos habrán de ser los métodos. Para crear un mundo más refulgente y más humano no sirven procedimientos caducados.

…aquello que os repela habrá de ser cambiado.

Detesto a la gente que , sin moverse, se imagina glorificada en el futuro porque lo sueña así

. La detesto tanto como a los que se reducen a dormir sobre los laureles de su ayer. A ambos , el tiempo los separa de lo que podrían ser. Por eso, os habéis de incorporar en todos los sentidos, y llamar al futuro e invitarlo a presentarse , o sea, a transformarse en presente. Por eso, hay que mirar por encima de los enanos de ayer y recibir a voces el mañana, que será el día triunfal si desde hoy lo planeáis.
Pero no es posible vivir en el mañana con el alma de ayer.

El mañana ha de escribirse con rectitud y generosidad, sin rastros vetustos que lo impurifiquen. Y no hay que tenerle miedo. Quien se lo tenga y prefiera seguir atado al PRETÉRITO, que se quede en tierra. Los demás, libre y ligeros de equipaje “como los hijos de la mar”, a embarcar y a embarcarse”
(A.Gala “Carta a los herederos”)

Anónimo dijo...

Correo de Asociación Protectora de Animales de Perú, comentando lo que piensan sobre la oleada de sadismo en España con animales abandonados indefensos. Al igual que en el caso de la perra de Cádiz, han contestado inmediatamente nada más conocer lo sucedido; como ocurrió con organizaciones argentinas,enseguida nos enviaron correos para apoyarnos en nuestra lucha contra el salvajismo ruín y rastrero, sin ningún castido, impune, en este país "tan adelantado y europeo".
Nosotros tenemos que responder a este apoyo con movilizaciones a nivel nacional. No puede ser de otra manera.

ALCO
www.alcoperu.org:

Que terrible! Pero cómo estos dementes malditos y desgraciados han podido entrar al albergue? No había nadie con los perritos? Qué desgracia! Estas cosas son las que me sacan de quicio porque ya no se puede salvar a ese animalito inocente que ha tenido que sufrir tanto en manos de gentuza que no merece vivir. Han podido dar con estos delincuentes? Disculpen mi curiosidad pero me fastidia que la gente haga lo que le dé la gana con los animales y se queden bien tranquilos.
Saludos.
María
ALCO
www.alcoperu.org

Anónimo dijo...

Perdón, me he confundido y he puesto el comentario en el artículo que no era.
Espero que lo entendáis, (es de madrugada y ya no sé lo que escribo)
De todos modos, la intención es la misma, apoyarnos en la lucha contra estos salvajes.

Anónimo dijo...

Bien escrito rapaz da gusto leerte
un abrazo
santiago mas

Anónimo dijo...

Nada comparado con oírte a ti cantar compañeiro y tomarse contigo un vino aunque La Casta haya limpiado las tazas en su mandil.

Unha aperta

No Destruyas, Crea

unomasunotres dijo...

Quiero unir mi voz junto al clamor imparable de los que defendemos los derechos de los animales y apoyamos y agradecemos la impagable labor que con su pluma hace.
La libertad de expresión y la defensa de los derechos, de los que no los tienen porque les son negados, debe ir más allá de la réplica,la contestación y la indignación ante noticias como las de Sanlúcar o Lugo. Demostremos que somos más y mejores que los "violentos" y "pasotas". No consintamos más, dejemos de ir por detrás de las noticias, demos un paso al frente. Ocupemos nuestro espacio ahí donde llamemos la atención y se nos vea.
Creo que ha llegado la hora de que, al igual que hacen colectivos como las Madres de la Plaza de Mayo, los Peones Negros, etc, los defensores sinceros de los animales salgamos a la calle para que ésta sociedad cauterizada, insensible e indolente se acostumbre a ver a las personas que pensamos que sólo demostrando que estamos ahí seremos capaces de tocar las conciencias y "avergonzar" con nuestra actitud a ésta sociedad pasiva y mediocre, sin valores, acomodada en el pasotismo.
Organicémonos porque en la calle "UNO MAS UNO SOMOS MUCHO MAS QUE DOS"
Éste es mi granito de arena.
Unomasunotres.

Anónimo dijo...

Hola
Felicitaciones por este blog con tanta información sobre los animales y lo que les sucede. El ser "humano" parece ser la pesadilla de los animales.
soy de Perú y aqui tambien suceden cosas horribles y siempre quedan impunes y sin castigo los maltratadores de animales. Ojalá algun día cambie esto. No hay que perder las esperanzas y seguir adelante.
Saludos.
María
ALCOH