MALTRATO ANIMAL: UN CRIMEN LEGAL



ESTA PÁGINA CONTIENE IMÁGENES MUY DURAS Y TEXTO QUE POR SU CRUDEZA, PUEDE RESULTAR DESAGRADABLE Y HERIR LA SENSIBILIDAD. TANTO LAS FOTOGRAFÍAS COMO LO QUE SE HA ESCRITO NO HACE MÁS QUE MOSTRAR UNA REALIDAD BRUTAL, PERO SI CONSIDERA QUE PUEDE VERSE AFECTADO AL CONTEMPLAR LO QUE AQUÍ SE EXPONE, NO SIGA ADELANTE.

Quien asume la tortura y el asesinato de otros seres como algo ajeno, es tan responsable como el torturador y el asesino.

"Los hombres son nazis para los animales y su vida es un eterno Treblinka". (Isaac Bashevis Singer- Premio Nóbel).

Después de que todo se haya dicho y hecho, quedará mucho más por hacer que por decir. (Jane Goodall)

Ante la injusticia la cobardía se viste de silencio. (Julio Ortega)



sábado, 9 de junio de 2012

Un cazador, los rojos y el garrote vil


Cuando matar es un deporte, ejecutar es un deber


Que José Francisco Gómez sea Presidente de la Sociedad de Cazadores San Huberto es sólo una casualidad en los hechos que me ocupan. El hombre vive en Yecla - y digo "vive", en presente de indicativo, no vaya a ser que alguno, al leerla, se piense que la noticia está fechada en la década de los cuarenta del siglo pasado - Viste como nosotros, se tomó las uvas de la última Nochevieja, posee Blackberry y participa en la Comisión Informativa de Medio Ambiente en dicho Ayuntamiento, no como miembro del Tercio Familiar o del Corporativo según la Ley de Bases de Régimen Local de 1945, que podría parecerlo, pero no, es ahora mismo cuando lo hace, e insisto en ello no sea que
alguien sospeche que tengo problemas con los psicotrópicos y que soy de los que entre un A320 de Iberia y un B737 de Air Europa, veo al pterodáctilo de los Picapiedra en la senda de aproximación de Madrid – Barajas. No, no sufro de alucinaciones ni estoy jugando con el espacio - tiempo.

A Yecla acudió hace unos días la Reina Sofía - no "La Collares", sino la consorte del Jefe de Estado de ahora, ese al que puso en su puesto el marido de la Señora de Meirás - para asistir a la inauguración del Museo Arqueológico. Ante dicha visita los del Grupo Municipal de IU – Verdes anunciaron a los vecinos su determinación de no acudir al acto. Bueno, todo normal de momento y en consonancia con la libre postura adoptada cada vez por más particulares y colectivos, políticos o no, de no identificarse con la Institución Monárquica y de expresar el deseo argumentado de su desaparición.

Pero he aquí que sale a escena José Francisco, ese al que tanto le apasiona recoger los cadáveres todavía calentitos que a golpe de gatillo va esparciendo por el monte, aunque ya he dicho que se trata únicamente de una coincidencia. Alla que se va el escopetero a su muro de FB y refiriéndose a la decisión de los "rojiverdes" de su Pueblo escribe lo siguiente: La ausencia de cualquier servidor público ante la visita o presencia de un miembro de la Corona de ESPAÑA, Jefatura del ESTADO, debe de ser considerado como delito de alta traición a ESPAÑA y por lo tanto condenado a muerte. Garrote Vil, horca o fusilamiento”. No vayan a buscarlo en esa red social porque ya lo ha borrado, sin embargo pueden encontrar la captura de la pantalla en diversos lugares. Sí, lugares del mundo virtual, no en la hemeroteca de El Alcazar.

Reina Sofía – Rey Juan Carlos: orgulloso matarife de leopardos, osos, elefantes o el ejemplar que le sirvan en el menú cinegético de la jornada – Garrote vil – Franquismo – José Francisco: cazador de animales no humanos y ejecutor intelectual (de momento) de humanos... ¿Que tengo una mente muy calenturienta? Tal vez, pero ese círculo se instala aún sin pretenderlo en mi cabeza y la noticia que me causó un profundo estupor cuando asomó a mis ojos -¿quién no lo sentiría si de pronto creyese haber viajado en el tiempo?- acaba por parecerme algo muy natural tras concatenar esas consideraciones.

Me explico, y al hacerlo tiro de las conclusiones de expertos, así que si no están de acuerdo no se enfaden conmigo, díganselo a médicos, criminólogos, policías y trabajadores de los servicios sociales: quien no muestra empatía con el sufrimiento de animales suele carecer de ella hacia las personas, y aquel que ejerce conductas violentas con los primeros tiene mayor predisposición a practicarlas contra las segundas, de hecho a menudo conforman el terrible prólogo de tan dramático epílogo en su historial, y entre proemio y colofón varios capítulos de ignorancia e indiferencia de nuestros ínclitos gestores al servicio de los ciudadanos..

José Francisco mata animales de obra y de momento se ha cargado de palabra a unos cuantos representantes políticos. Conocidos los informes de relación entre ambos tipos de violencia y vista la actitud de este individuo, tampoco me sorprendería leer en el futuro su nombre como responasble de la muerte de humanos. Este Presidente de la Sociedad de Cazadores San Huberto va dando pasitos de enciclopedia y eso le convierte en previsible. La única originalidad que le podemos reconocer es en los sistemas de ejecución que menciona, sobre todo lo del Garrote vil, y en lo de "Alta traición", que no tiene desperdicio, aunque tal vez al chavalote le traicionó la nostalgia.

En cualquier caso tengo que admitir mi contradicción porque además salta a la vista leyendo el principio y el final de este texto: que a nuestro peculiar Juez de Tribunal de Excepción le cause placer matar animales no es un azar, sino una faceta más de esa personalidad que lo mismo le brota incontenible en el monte escopeta en mano, que en su muro social aporreando el teclado. Por cierto, que a mí me han bloqueado el FB varias veces por poner fotos de animales asesinados por hombres, y el suyo continúa libre de toda censura después de pedir la muerte para unas personas. Muy significativo.

En fin, supongo que con esto de llevar la caza a los colegios, al igual que la tauromaquia, cualquier día las tapias de los cementerios recuperan el uso alternativo que tanto añoran los José Francisco de turno. Y mientras eso ocurre pues que siga pegándole tiros a animales con absoluta impunidad, el día que su cartucho se incruste en un tórax humano dirán que fue un accidente o que tuvo un acceso de enajenación mental transitoria. Otros veremos confirmados una vez más tantos informes como ya existen y seguiremos pensando que cazar es matar, la especie de la víctima abatida es sólo cuestión de tiempo y de la permisividad de la administración.