MALTRATO ANIMAL: UN CRIMEN LEGAL



ESTA PÁGINA CONTIENE IMÁGENES MUY DURAS Y TEXTO QUE POR SU CRUDEZA, PUEDE RESULTAR DESAGRADABLE Y HERIR LA SENSIBILIDAD. TANTO LAS FOTOGRAFÍAS COMO LO QUE SE HA ESCRITO NO HACE MÁS QUE MOSTRAR UNA REALIDAD BRUTAL, PERO SI CONSIDERA QUE PUEDE VERSE AFECTADO AL CONTEMPLAR LO QUE AQUÍ SE EXPONE, NO SIGA ADELANTE.

Quien asume la tortura y el asesinato de otros seres como algo ajeno, es tan responsable como el torturador y el asesino.

"Los hombres son nazis para los animales y su vida es un eterno Treblinka". (Isaac Bashevis Singer- Premio Nóbel).

Después de que todo se haya dicho y hecho, quedará mucho más por hacer que por decir. (Jane Goodall)

Ante la injusticia la cobardía se viste de silencio. (Julio Ortega)



jueves, 16 de septiembre de 2010

Toro de la Vega, misma crueldad mismos errores

Tras asistir a la Protesta contra el Toro de la Vega en Tordesillas se me ha quedado una media sonrisa, o lo que es lo mismo, una amargura atemperada. Algo así como una doble esperanza (y la esperanza siempre denota una carencia): que ellos corrijan sus errores y nosotros los nuestros, porque de los de unos y de los de otros nace la muerte absurda y brutal, muere la vida y con ella un pobre toro lacerado que sin tenerla, paga la culpa del sadismo de algunos hombres y de la necedad de otros cuantos.
Fue impresionante, sí, lo fue, contemplar a cientos de seres humanos denunciando el martirio de un animal, y hacerlo en el mismo suelo que pocas horas después habría de recibir su sangre derramada. Razones y silencio para despertar conciencias, sobre todo políticas, contra barbarie y gritos celebrando el terror y la agonía de un toro.
El domingo día 12 tuvo lugar un duelo anticipado, porque en una sociedad cuyos dirigentes se jactan de mirar hacia el futuro, la muerte – y habría que llamarlo crimen –se anuncia, cual entretenimiento medieval, en los programas de festejos. De ese compromiso que una vez más, como cada año, se manifiesta valiente en la tierra que pisan los verdugos, surge mi satisfacción contenida, y la tristeza que completa el rictus de mi boca deviene de la terca capacidad del ser humano para cometer idénticas equivocaciones una y otra vez.
A Tordesillas acudieron personas de toda España, pertenecientes al múltiples colectivos unas, sin afiliación a grupo alguno otras, activistas a los que les movía un único objetivo: que se ponga fin a una tradición cuyo rancio origen no le puede otorgar bula de continuidad, pues en las telarañas del pasado, a modo de lección vergonzosa, han quedado por fortuna presas costumbres salvajes que jamás debieron de existir, y el culto a la violencia mostrado en el alanceamiento de un toro no puede ni debe de escapar a tan justo final.

 
Sí, allí estábamos, cientos de corazones llorando la inminente muerte de Platanito. Sin embargo, la fotografía, para quien no lo sepa, es la de unas únicas siglas abanderando la lucha contra el crimen de Tordesillas. Y eso no es bueno, ni para el toro ni para nosotros, entre otros motivos porque presenta una realidad distorsionada.  No puede haber medallas cuando no hay gestas particulares, sino el resultado del trabajo de todo un movimiento.
El acto siguiente, en Valladolid, fue otra historia, y en esta última Ciudad las voces contra el maltrato estuvieron por encima de los logos. Como tiene que ser, si realmente queremos erradicar cuanto antes la tortura consentida y subvencionada de seres vivos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Si Julio, pero pocos manifestantes, 300 es muchos menos que otras veces.
Y con sorpresa leo en la prensa y veo en la tele que han asistido 35.000 o 40.000 personas, y eso que era martes.Es decir infinitamente mucha más gente que nosotros.
Nos estan encasillando en grupo radical y sectario y hacia ese rol vamos.
Mal veo la cosa, muy mal.
Un saludo.

NoTeSalves dijo...

Julio, no pude asistir este año al acto de Tordesillas, quizá por eso no entiendo qué es lo que has querido decir con esta frase:
“la fotografía, para quien no lo sepa, es la de unas únicas siglas abanderando la lucha contra el crimen de Tordesillas. Y eso no es bueno, ni para el toro ni para nosotros, entre otros motivos porque presenta una realidad distorsionada”.
Lo que sí entiendo es esto: “no puede haber medallas cuando no hay gestas particulares, sino el resultado de todo un movimiento”. Por desgracia, querido compañero, sí hay quienes buscan medallas personales y prestigio personal, y también, por qué no decirlo, quienes buscan un líder a quien le otorgan todas la victorias. Hace poco tuve que escuchar con asombro una frase que me dejó estupefacta: “vendría a Madrid el que ha conseguido la ILP de Cataluña”. Mal vamos, compañero, muy mal.

Donativos dijo...

Tordesillas, ¿hasta cuando?