MALTRATO ANIMAL: UN CRIMEN LEGAL



ESTA PÁGINA CONTIENE IMÁGENES MUY DURAS Y TEXTO QUE POR SU CRUDEZA, PUEDE RESULTAR DESAGRADABLE Y HERIR LA SENSIBILIDAD. TANTO LAS FOTOGRAFÍAS COMO LO QUE SE HA ESCRITO NO HACE MÁS QUE MOSTRAR UNA REALIDAD BRUTAL, PERO SI CONSIDERA QUE PUEDE VERSE AFECTADO AL CONTEMPLAR LO QUE AQUÍ SE EXPONE, NO SIGA ADELANTE.

Quien asume la tortura y el asesinato de otros seres como algo ajeno, es tan responsable como el torturador y el asesino.

"Los hombres son nazis para los animales y su vida es un eterno Treblinka". (Isaac Bashevis Singer- Premio Nóbel).

Después de que todo se haya dicho y hecho, quedará mucho más por hacer que por decir. (Jane Goodall)

Ante la injusticia la cobardía se viste de silencio. (Julio Ortega)



martes, 1 de junio de 2010

La vaquilla linchada en Alhaurín

Creo que puedo empezar por esta historia por el final aunque todavía esté por llegar: todo acabará en una pequeña multa. Ese será el colofón de lo acontecido en la Plaza de Toros de Alhaurín El Grande (Málaga) y aún tendremos que dar las gracias, porque si las imágenes no hubiesen llegado a una cadena de televisión, el miserable episodio se habría cerrado, una vez más, con la impunidad para sus autores.


Quiero antes de nada expresar mi gratitud a Antonio Moreno, Presidente del CACMA (Colectivo Andaluz contra el Maltrato Animal), por tener la valentía y el estómago de grabar los hechos sobreponiéndose a la repugnancia y al dolor que le suscitaron las dantescas escenas de las que fue testigo obligado para obtener el documento gráfico. Él también hubiese deseado torcer la cabeza, pero no lo hizo.


Y he aquí lo sucedido durante los festejos patronales en la localidad malagueña: varias vaquillas fueron llevadas a la arena se supone que para ser recortadas por unos cuantos mozos, pero la crueldad alcanzó el paroxismo cuando una de ellas fue linchada a golpes y patadas en una demostración de violencia tan salvaje, que llegaron a partir el cuello del desdichado animal. En buena parte los miserables verduguillos estaban borrachos, una circunstancia habitual en este País durante las torturas festivas de animales.


Habrá denuncia, por supuesto que la habrá, pero todos sabemos que en el mejor de los casos se saldará con una sanción económica, como ya ocurrió en el reciente caso de la burrita violada con un palo y asesinada por unos falsos quintos en Torreorgaz, o tal vez ni eso, y el juez de turno absuelva a los imputados siguiendo el degenerado ejemplo del que exoneró de toda responsabilidad y pena al “Matagatos de Talavera”. ¿Es esa la Justicia que nos piden y hasta exigen que respetemos?


¿Pero qué necesita esta Sociedad egoísta e indolente ante la brutalidad cotidiana de algunos psicópatas embrutecidos y cobardes para reaccionar?, ¿qué le hace falta a los responsables de legislar para prohibir totalmente estos actos y castigar sin ambages a aquellos que los perpetran? No es diversión, no es cultura, no es arte ni tradición. Son crímenes y la permisividad con su comisión, está enseñando a nuestros hijos que esos son comportamientos lícitos y lúdicos. En la Plaza de Alhaurín había niños, ¿dónde está ahora la defensa del menor? Y no sirve hablar de excepciones, mientras los animales sigan siendo los protagonistas principales de los festejos populares, continuará habiendo sangre y cadáveres.


Confieso que ya me da lo mismo que a los autores les impongan 6000 euros de multa o que se vayan a casa con una reprimenda. Sólo merecen ser encarcelados, pero eso es demasiado pedir, sobre todo en un País en el que matar a patadas a un perro no es más que una falta leve y para mayor vergüenza, hacerle lo mismo a una vaquilla es una gracieta organizada y anunciada, el pasatiempo de unos jóvenes celebrando las fiestas del pueblo a menudo con su alcalde delante. Qué vomitiva esta España primitiva.

4 comentarios:

Josu Sein dijo...

A partir de los emails de toda España que ha recibido el alcalde, entre ellos el mío, y a pesar del nefasto y cínico comunicado en el que el alcalde ha dicho que la muerte de la vaquilla se debe a haberse dado un cabezazo con otra vaquilla aunque lo ocurrido se ve perfectamente en el vídeo que se ha difundido, algo se ha conseguido. ¡¡¡Se ha prohibido para siempre en ese pueblo la suelta de vaquillas!!! Espero no equivocarme, pero yo creo que haber conseguido eso en un pueblo pequeño pero famoso por lo ocurrido, un pueblo de Andalucía donde la tauromaquia tiene gran importancia, aunque haya tenido que costar la muerte de un ser, va a dar pie a nuevas iniciativas. El proceso de la abolición ya está en marcha...

Anónimo dijo...

Ojalá tuvieras razón y se cumpliera. Pero yo creo que dentro de unos años nadie recordará este suceso y volverán a estas repugnantes tradiciones.
Cuando leí esta noticia, me puse muy agresiva, y pensé en si... ¿¿Que pasaría si un día nos hartamos de tanto aguantar y de tanta moderación y le damos a esta gente lo que se merece?? Sinceramente, si después de eso, otro grupo hubiera linchado a los asesinos, yo no habría hecho nada para impedirlo... Yo se que no es una fantasía sana pero es lo que siento... ¿Experimentáis sentimientos similares?

mariiF..4z dijo...

En pleno siglo XXI, es triste que sigan existiendo fiestas como ésta, y que se le de más importancia a un atraco a un banco por ejemplo, que al asesinato de un animal, un ser vivo, que no hace daño a nadie, y por diversión de algunos dementes, se ven encerrados en una plaza, rodeados de gente que les quiere hacer daño, y sufriendo. Todavía la gente se limita a decir que "estos animales nacieron para morir en una plaza..", "es cultura de nuestro país..", pero, ¿que pasaría si ellos hubieran nacido toros o vaquillas? por el simple hecho de nacer animal tienes derecho a permanecer en silencio sin quejarte cuando te estén matando por diversión..y yo cada día me pregunto, ¿quién es más animal?¿el que sufre o el que disfruta haciendo daño?

LupiiS dijo...

NO INVENTES CUATE NETA KE COMO HAY GENTE ENFERMA PARA MALTRATAR ANIMALES Y KE BUENO KE HAYA GENTE KE SE PREOCUPE POR LOS ANIMALES
MALDITA GENTE