MALTRATO ANIMAL: UN CRIMEN LEGAL



ESTA PÁGINA CONTIENE IMÁGENES MUY DURAS Y TEXTO QUE POR SU CRUDEZA, PUEDE RESULTAR DESAGRADABLE Y HERIR LA SENSIBILIDAD. TANTO LAS FOTOGRAFÍAS COMO LO QUE SE HA ESCRITO NO HACE MÁS QUE MOSTRAR UNA REALIDAD BRUTAL, PERO SI CONSIDERA QUE PUEDE VERSE AFECTADO AL CONTEMPLAR LO QUE AQUÍ SE EXPONE, NO SIGA ADELANTE.

Quien asume la tortura y el asesinato de otros seres como algo ajeno, es tan responsable como el torturador y el asesino.

"Los hombres son nazis para los animales y su vida es un eterno Treblinka". (Isaac Bashevis Singer- Premio Nóbel).

Después de que todo se haya dicho y hecho, quedará mucho más por hacer que por decir. (Jane Goodall)

Ante la injusticia la cobardía se viste de silencio. (Julio Ortega)



viernes, 21 de agosto de 2009

Presentándoles a Moscatel, un toro condenado a muerte

Me gustaría que conocieran a Moscatel. Tan dulce nombre es el de un toro cárdeno oscuro, de cuatro años y medio de edad, que pesa 540 Kgs. y que va a morir el 15 de Septiembre, pero él, por suerte, permanece ajeno a tan estremecedor y próximo destino. Se lo traigo aquí porque creo que es honrado y necesario que sepan de su existencia. Moscatel ya ha sido presentado a sus verdugos, los lanceros de Tordesillas, muy satisfechos de ver al fin encarnado un deseo alimentado durante todo un año, que es el tiempo que ha transcurrido desde que en 2008 dieran muerte a Valentón, la hasta dentro de muy poco última víctima de la tradición del Toro Alanceado. Y digo que este animal merece salir del anonimato en el que permanece sumido más allá de determinados círculos taurinos, porque si el resto de los ciudadanos hemos de cargar con la justa vergüenza de ser cómplices en esta salvajada cometida en nuestro País, tengamos al menos la valentía de ver cara a cara a aquel de cuya tortura y muerte somos todos responsables, y no nos escudemos después en la cobarde disculpa de la ignorancia.

Lo de "cara a cara" es sólo una expresión - hecho que sin embargo no resta validez al conocimiento de esta realidad - porque lamentablemente no puedo mostrar aquí ninguna imagen de este ejemplar al que tan pocas horas de vida le quedan, ya que si lo hiciese tendría que utilizar alguna de las fotografías que aparecen en la Página del Patronato del Toro de la Vega, a las que no se han olvidado de incluirles un logo perteneciente a esta pavorosa Fundación para que a nadie se le ocurra emplearlas sin su consentimiento, so pena de una más que probable denuncia por su parte. Ya lo ven, ellos son así, capaces de arrebatarle la vida a un ser vivo lentamente, viendo como se desangra y recreándose en su inmenso miedo y en el padecimiento físico atroz que le procuran; la agonía de un toro les colma de placer, pero no toleran que alguien se atreva a "robarles" una imagen. ¿Recuerdan a Juan Lado, el que mató a su pastor alemán a palos sin saber que estaba siendo grabado y luego interpuso una demanda al Grupo Musical Lyvon, alegando que habían dañado su imagen?. No sé por qué, pero me ha venido a la mente en estos instantes.

Moscatel nació y fue criado en una "fábrica de condenados a muerte". En esta ocasión en la "prestigiosa" Ganadería de Victorino Martín Andrés, donde a los animales se les prepara desde su primer minuto de existencia para servir de carnaza a los más atávicos instintos que habitan en el hombre, aquellos a través de los que da rienda suelta a su violencia, que son la expresión de la profunda crueldad a la que es capaz de llegar el ser humano - el animal superior gracias a su racionalidad - cuando la víctima no es él, sobre todo si disfruta del amparo legal para ejercitarla y en este caso así es, pues esta nauseabunda costumbre goza del beneplácito y hasta del imprescindible apoyo mediático y económico de la Administración.

Este animal, durante el lustro escaso que ha pasado en el corredor de la muerte, en alguna de esas dehesas que sirven de argumento para que los ganaderos de toros de lidia proclamen a los cuatro vientos su comprometido ecologismo, habrá sido sometido a tientas para determinar cuál iba a ser su destino. En un proceso de selección siempre abundante de dolor y que no pocas veces finaliza con los pitones del eral partidos o con alguna de sus patas rotas, estos hermeneutas del sufrimiento aprecian el estilo, la embestida, la soltura, el empuje o la fuerza, entre otras características estudiadas en la criatura durante esta siniestra evaluación, para determinar tanto el uso que se les va a dar como la idoneidad de la vaca que los ha parido, sustituyéndola por otra si la mansedad de los torillos no les convierte en aptos para este turbador negocio. Y luego nos dicen que el toro de lidia se extinguiría de no ser por las corridas, cuando su existencia es debida a un continuo experimentar con seres vivos desechando a aquellos que no reúnen los requisitos mínimos exigidos. No se trata más que de la alteración de una especie por intereses económicos y no es el toro lo que desaparecería sino los beneficios de los ganaderos, pero claro, es mejor disfrazar con embustes el verdadero motivo para hacer más vendible su continuidad.

En función de estas inquietantes sesiones, Moscatel podría haber sido elegido para ser toreado en alguna plaza de primera y embadurnar con su sangre el traje de José Tomás, a la par que engordar el ego y la cuenta corriente de este matador ganador de una Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes. También hubiera podido acabar en algún ruedo de inferior categoría, donde tras afeitarle los cuernos y ser debilitado de forma inmisericorde antes de la corrida, serviría para que algún diestro poco hábil ofreciese a la afición la ración de morbo y de sufrimiento que ésta demanda. Igualmente y a tenor de sus condiciones, pudiera ser que todavía novillo, se emplease como objeto de entrenamiento para novilleros adolescentes recién salidos de alguna Escuela de Tauromaquia, y que su agonía en la arena se hubiese multiplicado y prolongado por culpa de la impericia de estos matarifes púberes, como hemos podido comprobar hace bien poco en las noches taurinas celebradas en Valladolid. A veces, considerados inválidos para la lidia cara al público, su final es ser toreados a puerta cerrada, lo que es acáso más terrible, puesto que no hay más testigos que aquellos que defienden a capote, espada, banderilla y puñal la vergonzosa "Fiesta" y no serán estos, seguro que no, los que vayan a privarle al toro de cualquier episodio de salvajismo adicional que tenga lugar durante esas prácticas en las que nadie ajeno puede comprobar qué es lo que allí ocurre.


Y por último, aparte de aquellos destinados a sementales o los que por no reunir los requerimientos mínimos para ser “asesinados” a cambio de dinero son directamente sacrificados, quedan los que como Moscatel, son vendidos a los ayuntamientos para ser torturados durante cualquier festejo con la disculpa de celebrar unas jornadas en honor a alguna virgen o santo. Toros que embolados, alanceados, ensogados o acompañados de cualquier otro adjetivo estremecedor, son en definitiva toros martirizados para que algunos ciudadanos se diviertan, unos cuantos hagan caja en sus negocios y también para que los equipos de gobierno locales, ofrezcan la dosis de crueldad que determinados ciudadanos exigen a cambio de asegurarse su apoyo electoral.


Ese es el pasado a menudo doliente de Moscatel y su trágico y ya efímero presente. El futuro no existe para él; dentro de tres semanas saldrá al campo en Tordesillas, “Campo del Honor” lo denominan, donde le esperarán cientos de lanceros, unos caminantes y otros jinetes, pero todos con un mismo objetivo: atravesar con su lanza el cuerpo de este toro. Su agonía, de interminables minutos o de horas eternas, dependerá de la habilidad de esta horda embrutecida pero en cualquier caso, la agonía y el miedo de Moscatel están garantizados, así como su muerte atroz en nombre de una tradición repugnante que algunos elevan a la categoría de sagrada.

Tal vez sea por la cercanía de ese ignominioso martes de Septiembre, pero los aficionados a ver como el Toro de la Vega sufre, mientras limpian de sus lanzas los restos de la sangre seca de Valentón para teñirlos de la todavía fresca de Moscatel, a medida que llega la fecha van llenando sus bocas de aberrantes justificaciones para esta salvajada, al tiempo que arremeten cada vez con mayor vehemencia contra todos aquellos que expresan su rabia, su dolor y su incredulidad por la pervivencia de esta muestra de saña y de encarnizamiento catalogada de interés turístico. Ante todos estos, los que ven en el Toro Alanceado cultura, arte y diversión, es donde Moscatel ha sido presentado y probablemente ninguno de ellos, ha sentido el menor asomo de compasión o de vergüenza por saberse partícipe de semejante demostración de cobardía y de vileza. Nadie de los allí presentes, se habrá parado a pensar que este animal siente el dolor igual que lo haría un ser humano.

No faltarán aquellos que en su descargo, aseguren que de todos modos este toro habría acabado en el matadero. Sin entrar ahora en el espanto que tan a menudo encierra todo el proceso de la ganadería destinada al consumo, parece que se olvidan - o quizás los evitan de forma consciente - de dos aspectos que no pueden ser en modo alguno ignorados: lo profundo y prolongado del terror y del sufrimiento del toro durante esta macabra ceremonia, así como lo aberrante de que su celebración sirva de motivo de alegría para unos cuantos hombres y de enseñanza para los niños allí presentes, muchos de ellos soñando con tener la edad para convertirse en lanceros y alentados por sus padres. La muerte del animal les trae sin cuidado y no es la inevitabilidad de ese hecho una razón para excusarlos, sino que a su absoluto desprecio por la vida del toro, se suma lo que realmente les entusiasma: la oportunidad de ser los que acaben con su existencia y de experimentar el placer que les causa saberse dueños y señores de esa desvalida criatura, pudiendo descargar sobre ella sin mayores consecuencias que el reconocimiento de sus pares, toda la ira que les atenaza las entrañas y que ha adormecido en ellos cualquier atisbo de sensibilidad y de compasión. El de Tordesillas es un peldaño muy alto en el embrutecimiento del hombre.

Ya saben quién es Moscatel y espero que el 15 de Septiembre, a las once de la mañana, estén en la cama, en su coche, en el trabajo o en la playa, les venga a la mente la certeza de que en esos instantes, este toro cuya imagen, todavía vivo, pueden contemplar en la Página del Patronato del Toro de la Vega, comienza una sórdida carrera inexorablemente perdida, por escapar del acoso y del sufrimiento. Mientras a esas horas el corazón de aquellos que ahora están leyendo esto seguirá latiendo, recuerden que el de este condenado a muerte empezará a apagarse, que su cuerpo será una masa sanguinolenta cubierta de heridas, que intentará respirar pero el aliento le faltará mientras su vida se derrama por las múltiples hemorragias y que al fin, vomitando sangre, morirá ante las miradas impasibles a su padecimiento de la turba allí congregada para firmar ese crimen. Los lanceros satisfechos, Victorino Martín con más euros en el bolsillo, el Ayuntamiento y la Junta de Castilla y León con la labor cumplida, el Patronato del Toro de la Vega con nuevas fotografías para incluir en su Página y Moscatel, a formar parte de la ya tan extensa lista de toros asesinados en Tordesillas, donde comenzarán a pensar en el Toro Alanceado de 2010.

http://www.pacma.es/


9 comentarios:

NoTeSalves dijo...

Un argumento recurrente de estas "guenas" gentes que celebran el martirio, tortura y asesinato de un animal,
suele ser el siguiente:
"Hay que respetar, ....si a uno no le gustan las corridas de toros, el toro alanceado, etc. .. pues con no acudir a la "fiesta" es suficiente.
Que no vengan a provocarnos, diciéndonos que este festejo es un crímen, lo hemos hecho durante siglos, y por la gloria de mi madre,
que en paz descanse, lo seguiremos haciendo, ... le pese a quien le pese"......"¡¡¡Amén!!"..

Estos días , muchos de nosotros hemos recibido una carta de Amnistía Internacional para que , como en otras ocasiones, nos opongamos a la salvaje
"tradición" de lapidar a una mujer injusta y salvajemente en Irán.
Como tantos otros, me pregunto:
¿Deberíamos respetar tal crueldad sólo porque en esas tierras es costumbre desde hace siglos
ejecutar a una persona causándole tan terrible sufrimiento?
¿Estaríamos contentos y satisfechos si nos dijeran:
Si ustedes no tienen estas costumbres NO LO HAGAN, PERO RESPETEN NUESTRA MANERA DE VIVIR??'
Aunque hay individuos (supuestamente racionales) que no quieren reconocer públicamente que un toro o cualquier animal
siente y padece exactamente igual a como pude hacerlo una persona "humana", esto no quita veracidad al hecho de que Moscatel y todos los animales
sufren al ser torturados, como lo haríamos cualquiera de nosotros.

“..Si tú estás disfrutando con el dolor, disfrutando con la tortura, te gusta ver cómo está sufriendo ese animal….entonces no eres un ser humano, eres un monstruo”.-
Palabras de José Saramago.

Venga , partidarios de esta "fiesta" salvaje, ¿váis a escribir en contra de la lapidación de esta mujer?,o,
¿váis a respetar la decisión de sus "sagradas" tradiciones?

Me entristece saber que algunos o muchos de estos individuos que disfrutan viendo sufrir a una criatura , serían los primeros en lapidar a esta pobre mujer si en vez de vivir en Tordesillas,
viviesen en Irán......

Pongo el enlace de Amnistía Internacional para los que quieran firmar contra esta gran injusticia:



http://web.es.amnesty.org/iran-lapidaciones/

Carles Marco dijo...

Apreciado Julio, excelente escrito como siempre, cuando parece que es imposible encontrar una nueva óptica para seguir denunciando los hechos de Tordesillas, apareces tú y la encuentras. Esta vez además, y si me permites el comentario, con un colofón también magnífico, y lo digo por el interesante escrito de NoTeSalves, que ha dado perfectamente la vuelta a un argumento tan escuchado por nosotros.

Saludos a ambos

NoTeSalves dijo...

Gracias Carles.
Julio está haciendo un trabajo con el que, no sólo está ayudando a que muchas personas recapaciten y mediten en lo cotidiano e injusto del maltrato a los animales, sino que su ejemplo nos está ayudando a muchos de nosotros a seguir adelante, sin caer abatidos en esta defensa por la cantidad de ataques que recibimos constantemente.
El comentario lo he escrito en varios lugares donde Julio ha publicado su magnífico artículo, por varias razones:

1º porque de esta manera intento que la gente escriba en contra de la lapidación de una mujer en Irán.

2º por la cantidad de veces que tenemos que escuchar las mismas sandeces, (como dijo mi querido Benedetti: "lo malo del eco, es que repite las mismas estupideces")
"Quizá más lo primero que lo segundo
y también
viceversa".
Sé que cometo una osadía al poner mis pobres argumentos como respuesta a los de Julio, y a los de tantos otros compañeros (que me dan "cien vueltas" , si no son más)
Pero en este mundo hay que ser humildes y olvidar nuestro sentido del ridículo, sobre todo cuando es por una causa justa, y esta, la de defender a los animales indefensos, es de las más justas.

Fin Maltrato Animal dijo...

Querido Carles, Yolanda (No te Salves), es una mujer inteligente, sensible, comprometida y generosa como pocas. Sus pensamientos siempre son acertados, profundos y constituyen un motivo de reflexión y análisis para todo aquel que tenga la mínima inquietud por emplear esas capacidad tan abotargadas en algunos

Del mismo modo, sus escritos, molestan y mucho a los que jamás pueden emplear la razón para apoyar sus conductas. A esos les queda, como bien apunta Yolanda, el recurso de tratar de derribarnos a base de acusaciones absurdas y muchas veces hasta pueriles.

Sóis pues, los dos, junto con otras personas cuya pluma es como "la Poesía de Gabriel Celaya" - y quiero hacer aquí una mención a alguien por quien siento una admiración infinita: Ricardo Muñoz José - compañeros de viaje de los que cada día aprendo, por eso me llena de orgullo contar con vuestra amistad y saber, como dice Ricardo, que "estamos en la misma trinchera".

Salud y un abrazo a todos.

Julio

koper dijo...

no me gustan los toros, ni el futbol, ni la religion, ni tanto escandalo por ke matan a un bicho.

Y sin embargo no haceis ruido por los millones de animalicos que estan en las granjas.

Creo que solo buscais salir en los medios.

Que hablen de mi, aunke sea mal, no? ya os vale.

NoTeSalves dijo...

koper, creo sinceramente que has sido injusto al expresarte del modo en que lo has hecho.
¿Nos conoces tanto como para atacarnos de esta manera?, ¿cómo aseguras que : "sin embargo no hacéis ruido por los millones de animalícos que están en las granjas",

Creo que solo buscáis salir en los medios"?
Te pregunto: ¿Has leido más artículos en este blog para que te hagan opinar de este modo?. Vendría bien que antes de acusar, dedicaras unos minutos a investigar si son reales tus suposiciones.
Tengo la impresión de que tienes la suerte de ser una persona jóven, por eso, me gustaría enseñarte la letra de una canción, que quizá tú no conozcas, escrita por Pablo Milanés, un "carroza" de nuestra época.
El contenido de estas palabras me ha guiado durante buena parte de mi larga vida, y estoy segura de que también es importante para las personas a las que tú, has atacado tan injustamente.
koper, medita si puedes en lo profundidad de estas letras, merece la pena, amigo.

Un saludo




"La vida no vale nada

si no es para perecer

porque otros puedan tener

lo que uno disfruta y ama.

La vida no vale nada

si yo me quedo sentado

después que he visto y soñado

que en todas partes me llaman.

La vida no vale nada

cuando otros se están matando

y yo sigo aquí cantando

cual si no pasara nada.

La vida no vale nada

si escucho un grito mortal

y no es capaz de tocar

mi corazón que se apaga.

La vida no vale nada

si ignoro que el asesino

cogió por otro camino

y prepara una celada.

La vida no vale nada

si se sorprende a tu hermano

cuando supe de antemano

lo que se le preparaba.

La vida no vale nada

si cuatro caen por minuto

y al final por el abuso

se decide la jornada.

La vida no vale nada

si tengo que posponer

otro minuto de ser

y morirme en una cama.

La vida no vale nada

si en fin lo que me rodea

no puedo cambiar cual fuera

lo que tengo y que me ampara.

Y por eso para mi

la vida no vale nada."



Pablo Milanés

koper dijo...

gracias por lo de joven.

voy camino de los 40.

si, suelo revisar un blog antes de comentar.

y esta es la impresion que me habeis causado.

Muy bien lo del Milanes, es uno de mis favoritos.

En la tv solo veo noticias de antitaurinos, es curioso que nunca sale NADIE en una granja intentando defender a las pobres vacas (lo se por experiencia) ni a los cerditos.

Esto es lo que hay y asi lo expreso. Me ha gustado que publicarais mi comentario. Solo por eso ya teneis una parte de mi simpatia.

No se si era Voltaire el que decia "Yo no estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero me pelearía para que usted pudiera decirlo."
y, porque no "Hay alguien tan inteligente que aprende de la experiencia de los demás." un saludo

NoTeSalves dijo...

Os paso mi
Carta abierta a las autoridades del Pueblo de Tordesillas (Valladolid)

(El que quiera puede copiarla y enviarla con sus datos)




Un año más, somos tristes espectadores de la crueldad que en sus tierras se demuestra en las fiestas sangrientas del Toro de la Vega.
Sinceramente, es penoso que ustedes, las autoridades elegidas por el pueblo, no se den cuenta de que obteniendo "fama" como un pueblo incivilizado, estancado en el pasado,
estén poniendo a cada uno de los habitantes de la comarca, sin culpa y sin la responsabilidad que ustedes tienen , un estigma difícil de limpiar,
por ofrecer sangre y dolor a los instintos más sádicos de unos cuantos de su población.
Tengo la certeza de que muchos de sus ciudadanos no están de acuerdo con estas celebraciones, pero por desgfracia , estos respetables
habitantes de Tordesillas no cuentan con el beneplácito de las autoridades competentes para limpiar su nombre, reflejando al exterior de sus fronteras,
la imágen de un Tordesillas cívico, educado, cordial, amable.
Siento decirle, que dudo mucho del amor a su tierra de las gentes que disfrutan poniendo a su pueblo en ridículo por culpa de unas tradiciones
que deberían haberse prohibido hace muchos años, y de las que el resto de los castellanos y españoles , nos sentimos avergonzados.

Les pido que tengan el valor necesario para restablecer el buen nombre de su pueblo, festejando con alegría y regocijo, pero enseñando
el respeto al resto de los seres vivos.
¡Que viva la fiesta!, ¡Que viva Tordesillas!.
Sí , pero dejen vivir al Toro de la Vega!

Nombre y Apellidos

dirección


correos autoridades:

ayto.tordesillas@dip-valladolid.es ( A/A María del Milagro Zarzuelo.)
soturmadrid@cict.jcyl.es
presidente_responde@cpat.jcyl.es
alfonso.fernandez@cpat.jcyl.es
turismo@tordesillas.net
iuvalladolid@iuvalladolid.org
conferenciaepiscopal@planalfa.es

Arzobispo de Valladolid
D.Braulio Rodríguez Plaza(arzobispo) administracion@archivalladolid.org

Yolanda dijo...

Me ha llegado este poema y
quiero compartirlo con vosotros:

Dedicado a Moscatel..

" Mi dolor por un crimen anunciado "





Moscatel : tú mañana y esta noche mía...


Dulce es tu nombre: Moscatel
como amargo tu destino.

Ajeno estás tú esta noche,
a lo que los crueles te harán mañana.

Perdida estoy en mi cama,
con el sueño robado
por tu inminente desgracia.

Si pudiera parar el reloj...!!!
y que no te arribara nunca mañana...

Pero tan sólo me queda el dolor
y mi cabeza que estalla.

La impotencia está, esta noche,
revuelta conmigo en mi cama.

Amanecerá mi rostro tatuado
con ojeras pronunciadas
y mis ojos teñidos de rojo,
de tanta lágrima derramada...

Pero a ti, Moscatel,
no te servirán de nada.

Las sacrílegas lanzas
se cebarán en tu inocencia, mañana.

Y desde mi compasión y desespearción,
Torito Bello,
tan sólo me resta desearte:
brevedad para : tu abominable e injusto mañana.

Laura Reyes López