MALTRATO ANIMAL: UN CRIMEN LEGAL



ESTA PÁGINA CONTIENE IMÁGENES MUY DURAS Y TEXTO QUE POR SU CRUDEZA, PUEDE RESULTAR DESAGRADABLE Y HERIR LA SENSIBILIDAD. TANTO LAS FOTOGRAFÍAS COMO LO QUE SE HA ESCRITO NO HACE MÁS QUE MOSTRAR UNA REALIDAD BRUTAL, PERO SI CONSIDERA QUE PUEDE VERSE AFECTADO AL CONTEMPLAR LO QUE AQUÍ SE EXPONE, NO SIGA ADELANTE.

Quien asume la tortura y el asesinato de otros seres como algo ajeno, es tan responsable como el torturador y el asesino.

"Los hombres son nazis para los animales y su vida es un eterno Treblinka". (Isaac Bashevis Singer- Premio Nóbel).

Después de que todo se haya dicho y hecho, quedará mucho más por hacer que por decir. (Jane Goodall)

Ante la injusticia la cobardía se viste de silencio. (Julio Ortega)



viernes, 23 de mayo de 2008

El Toro Enmaromado, una tortura de interés turístico nacional

Manzanero ya está muerto, una puntilla para seccionarle la médula acabó con su vida después de dos horas de permanecer atado a una soga y de ser arrastrado por la calles de Benavente. Manzanero murió a las nueve de la noche del 21 de Mayo tras sentir el miedo por ser forzado, zarandeado y rodeado por una muchedumbre embrutecida y de padecer el dolor físico provocado por los traumatismos y desgarros en los músculos de su cuello causados por la cuerda con la que era conducido a la fuerza y humillado. Todo esto ocurrió durante la celebración del Toro Enmaromado en Benavente (Zamora), Fiesta considerada de Interés Turístico Regional y para la que el Ayuntamiento de la Localidad va a solicitar la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Pero en esta ocasión ocurrió algo diferente, la maroma que sujetaba a Manzanero se rompió durante el cruel espectáculo y el toro quedó suelto con un cabo de tan solo unos veinte metros atado. La zona estaba repleta de participantes, vecinos y foráneos que habían asistido a la función con la intención de pasar un rato agradable y divertido a costa del sufrimiento - una vez más - de un animal utilizado como víctima para el solaz y deleite de personas capaces de encontrar entretenimiento y belleza en el dolor ajeno. Entre la concurrencia era notable el número de niños y ancianos, seres que por sus condiciones físicas no disponen de la agilidad y rapidez necesarias para alejarse de la zona en caso de peligro. Y el peligro llegó para todos ellos, cuando se rompió la soga y el astado se soltó quedando los presentes a merced de las evoluciones del toro que en cualquier caso, mostró un comportamiento infinitamente más noble que el de los que allí estaban para contemplar su tortura, aunque un total de 27 personas resultaran contusionadas por caídas durante los hechos. Según reza el titula de un periódico local, siete “valientes” evitaron la tragedia cuando después de varios minutos, lograron atar a una farola el trozo de cuerda que aún pendía de Manzanero y así pudieron ensogarlo de nuevo.

Tras varias discusiones sobre qué se debía hacer después del incidente en las que participó el Alcalde y de una entrada al toril, lo volvieron a arrastrar por las calles hasta que a las nueve de la noche, viendo que el animal ya se encontraba débil y que el espectáculo que ofrecía no estaba a la altura de los instintos salvajes de los participantes, decidieron apuntillarlo amarrado a una argolla de una Plaza del Pueblo, a la que tuvo que llegar a base de “tirones” porque Manzanero, entre el dolor y el agotamiento, ya no tenía fuerza para seguir el juego de una masa poseída por el sadismo que no quería renunciar tan pronto a su particular y sanguinaria juerga.

Dejando a un lado el asunto fundamental del maltrato a los animales, la inutilidad de estos festejos, el nulo respeto que existe hacia estos seres, el que los niños sean testigos y aleccionados en la “necesidad” de estas tradiciones repugnantes, lo aberrante de que la tortura a un toro constituya motivo de esparcimiento y alegría y la repulsa generalizada que estos actos suscitan a la mayoría con la única excepción de unos cuantos energúmenos que disfrutan con ellos y otros para los que supone una fuente de ingresos, hay que referirse necesariamente al tema de la seguridad.

Estamos en la era de la Prevención. Hoy en día en ámbitos tan importantes como el laboral o el viario, existe toda una política de leyes, consejos, inspecciones y sanciones destinadas a evitar los riesgos en su origen, a minimizar los factores que entrañen alguna falta de seguridad y a buscar los medios de protección adecuados para eliminar o reducir las consecuencias de posibles daños. Sin embargo y después de que en otras localidades haya sido prohibido gracias a la intervención de Grupos dedicados a la protección y bienestar de los animales, en Benavente no sólo se sigue permitiendo, sinó que se pretende declararlo de Interés Turístico Nacional, con lo que lograrán obtener sustanciosas subvenciones por parte del Estado.

El Pueblo pide sangre y sus gobernantes le dan sangre, porque no olvidemos que esos “vampiros” son consumidores y votantes que sin duda, castigarían al que se atreviese a dejarles sin su dosis anual de derroche de testosterona, y poco importa que no haya año sin heridos y acaso muertos, - siempre hay alguna víctima mortal, la de este año se llamaba Manzanero -, que con absoluta indiferencia a la seguridad y por lo tanto a la vida de los vecinos, el Ayuntamiento permite, alienta y fomenta nuevas ediciones de esta carnicería, aún con la certeza de que habrá lesionados. Ni yo, que tengo en muy baja estima a quien no respeta a los animales y disfruta con su dolor, deseo el daño físico para los que lo practican o apoyan, sin embargo, parece que su integridad ocupa un lugar inferior en la escala de valores de ciertos políticos municipales, cuando se tiene enfrente la cuestión de llenar las arcas municipales y las urnas.

Cuántos heridos y muertos más tienen que producirse para poner fin a esta serie de festejos y tradiciones tan comunes en nuestro País y que se mantienen por el interés económico de corporaciones locales, por la absoluta falta de sensibilidad de algunos ciudadanos y por la desidia y miedo de un Gobierno al que se le llena la boca hablando de derechos, libertad, bienestar, progreso y protección, pero incapaz de legislar para que dejemos de ser un ejemplo vergonzoso de permisividad ante costumbres crueles e innecesarias cada vez con más detractores y que no hacen más que demostrar, cómo cuando la ignorancia y la barbarie hallan la connivencia de la ley, el resultado es una exhibición repugnante en la que se dan cita la irracionalidad humana, el riesgo, el alcohol de forma incontrolada, el maltrato, la vergüenza y la muerte.

Por último, recordar la falsedad y desfachatez de los argumentos de quién no quiere que esta necedad sádica se acabe. Utilizando las palabras del Alcalde de la Localidad de Astudillo (Palencia), que fue multada por parte de la Junta de Castilla y León al haberse celebrado en ella el Toro Enmaromado cuando pesaba una prohibición para hacerlo, el Regidor, cuyo cinismo es inconmensurable, manifestó que cada año “se celebraba con mayor dignidad y escrúpulo y que el toro no recibía ningún maltrato”. Invito a este personaje que se deje arrastrar escrupulosa y dignamente con una cuerda por las calles de su Pueblo y a ser descabellado a la puerta del Consistorio, para que comprenda el concepto y significado del término maltrato.





7 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha emocionado el artículo de principio a fin, pero quiero resaltar unas palabras de entre ellas, que al leerlas, instantaneamente, me han traído a mi memoria un poema de M.Benedetti, titulado: "Historia de vampiros".
La frase que me ha enlazado con el poema es esta:
"El Pueblo pide sangre y sus gobernantes le dan sangre, porque no olvidemos que esos “vampiros” son consumidores y votantes que sin duda, castigarían al que se atreviese a dejarles sin su dosis anual de derroche de testosterona, y poco importa que no haya año sin heridos y acaso muertos, - siempre hay alguna víctima mortal, la de este año se llamaba Manzanero".

Con vuestro permiso, os copio el poema de M. Benedetti, luego, os agradecería que me comentáseis si me he equivocado con el símil, pues para mí, evidentemente tiene relación con el poema.

Historia de vampiros
"Era un vampiro que sorbía agua
por las noches y por las madrugadas
al mediodía y en la cena.
Era abstemio de sangre
y por eso el bochorno
de los otros vampiros
y de las vampiresas.


Contra viento y marea se propuso
fundar una bandada
de vampiros anónimos,
hizo campaña bajo la menguante,
bajo la llena y la creciente
sus modestas pancartas proclamaban,
vampiros beban agua
la sangre trae cáncer.

Es claro los quirópteros
reunidos en su ágora de sombras
opinaron que eso era inaudito,
aquel loco aquel alucinado
podía convencer a los vampiros flojos,
esos que liban boldo tras la sangre.


De modo que una noche
con nubes de tormenta,
cinco vampiros fuertes
sedientos de hematíes, plaquetas, leucocitos,
rodearon al chiflado, al insurrecto,
y acabaron con él y su imprudencia.

Cuando por fin la luna
pudo asomarse
vio allá abajo
el pobre cuerpo del vampiro anónimo,
con cinco heridas que manaban,
formando un gran charco de agua,
lo que no pudo ver la luna
fue que los cinco ejecutores
se refugiaban en un árbol
y a su pesar reconocían
que aquello no sabía mal.


Desde esa noche que fue histórica
ni los vampiros, ni las vampiresas,
chupan más sangre,
resolvieron
por unanimidad pasarse al agua.


Como suele ocurrir en estos casos
el singular vampiro anónimo
es venerado como un mártir".

------------
Esperamos angustiados y ansiosos, el día en que estos "vampiros", tengan la reacción que predice Benedetti:
"Desde esa noche que fue histórica
ni los vampiros, ni las vampiresas,
chupan más sangre,
resolvieron
por unanimidad pasarse al agua.


Como suele ocurrir en estos casos
el singular vampiro anónimo
es venerado como un mártir".

Esperemos que ese día no esté muy lejano, o al menos, entre la juventud haya "vampiros" que reaccionen y puedan por fin, cambiar esta sociedad, sedienta de sangre inocente.

Melissa Roa Paz dijo...

Es terrible semejante acto de tortura, me afectó mucho lo que describes. ¿Cómo pretenden convertir ese acto de barbarie en una fiesta de interés turístico?

¿Ese es el mensaje violento que pretenden enseñarle a los niños?

**************************
Apoyo los contenidos de tu blog, voy a enlazarte.

Saludos desde:
www.MascotasMimadas.com

Anónimo dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Benavente_%28Zamora%29

Hay una ultima edicion donde se pone que es realmente la fiesta con los toros sucintamente.

Si quereis copiarosla y editarla cada
vez que la cambien y pongan lo de la fiesta de "interes turistico nacional" pasaros de ver en cuando y revertís los cambios.

Cualquier puede editar textos, hagamos que aparezca la realidad por muchas veces que las quiten pero sin llegar a hacer vandalismo para que no frenen la edicion.

saludos

Anónimo dijo...

NO TE INVENTES COSAS.

Me parece que te estas equivocando un montón. Con esto no quiero avivar la polémica ya que no es mi intención, pero es que cuando lees cosas como la que has escrito no las puedes dejar pasar por alto, puesto que "quien calla otorga". Cuando quieras criticar algo, por lo menos documentate bien, que es lo que se debe de hacer, antes de fómular cualquier tipo de crítica. Eso que dices al principio de que al toro se le arrastra con la maroma, que queda "tan bonito" en tu artículo, es totalmente falso, (no te inventes cosas) con lo que veo que nada conoces de la fiesta. No quieras dar morbo con informaciones puramente inventadas y totalmente sesgadas de lo que es la realidad(como hacen otros medios nacionales que les consideraba hasta ahora fieles a la realiad como España Directo, y en cambio todos van a lo mismo: el morbo), ya que personas que no conocen la fiesta se llevan una impresión equivocada por culpa de gente como tu. En nuestra fiesta al toro no se le arrastra como dices, ni se le golpea en ningun momento. La maroma únicamente sirve de guía para el animal y el medio por el cual se le conduce por las calles de la ciudad. Siempre se le respeta y se reprende a aquellos que no lo hacen. No nos vengas tu ahora a contar en que consiste la fiesta haciendo demagogia barata porque ya veo que no tienes ni idea. Sí es verdad que este año se rompió la maroma y hubo que sujetar al animal como se pudo y sufrió un poco al enrratarse en la farola, pero esto ha sido un caso excepcional, ya que lo habitual en conducir al toro por las calles y velar por que nadie lo maltrate durante el recorrido, respetándolo en todo momento. Mira hacia otros lados donde verdadermante se maltrata a los toros y no quiero decir donde porque si sigues estos espectáculos sabrás a lo que me refiero, aunque visto lo visto tengo mis dudas.Di la verdad y no te inventes cosas. Después de más de cuatrocientos años de fiesta en los que nadie se ha preocupado de nada, vienes tu ahora con estas historias. A por cierto, ¿De verdad has venido a Benavente a ve en que consiste la fiesta? porque creo que no.

Anónimo dijo...

NO MÁS HABLAR Y MÁS ACTUAR.

PRESENTAR VUESTRO DESACUERDO A:

comunicacion@aytobenavente.org

festejos@aytobenavente.org

turismo@aytobenavente.org

presidente@zamoradipu.es

presidencia@zamoradipu.es

Felipe.Ferrero@zamoradipu.es

laopinionzamora.rdc@epi.es
redaccion.nc@nortecastilla.es

Anónimo dijo...

Para el anónimo que titula su comentario "No te inventes cosas".

Tú disfrutarás mucho con el Toro enmaromado, pero una sola de tus frases es suficiente para analizar tu postura, esa en la que dices: "Después de más de cuatrocientos años de fiesta en los que nadie se ha preocupado de nada, vienes tu ahora con estas historias...". Eso es lo que te molesta, ¿verdad?, que durante siglos hayáis podido organizar un espectáculo en el que un animal sufre y al final se le mata sin que nadie alzara su voz en contra y claro, pone muy nervioso ver como eso puede cambiar.

Mira, hace unas décadas, en las Escuelas de Empresariales, a los alumnos se les decía que si algún día montaban una empresa que produjese residuos procuraran hacerlo cerca de la vera de un río para facilitar su deshecho, vertiéndolo a la cuenca evidentemente, y eso se decía en Facultades. Hace cuatrocientos años, hace doscientos y hace cincuenta, había mucha más gente como tú, sólo preocupada por su propio interés y ajena al daño producido a nuestro entorno. Eso ha cambiado y es imparable y si tiene como consecuencia que desaparezca tu "hermosa" Fiesta pues yo me alegraré mucho; me importa más el bienestar físico del toro que tus inquietudes lúdicas, cuando estas pasan por hacer daño a un ser vivo.

Y claro, tu argumento no es nuevo. "El Toro no sufre, no se le maltrata, se le respeta", mira, puedes cambiar el lugar e incluso el animal, pero eso mismo dicen los que defienden las corridas de toros, las peleas de perros, la caza, el Toro de Coria, los enfrentamientos entre gallos o la vivisección. Está muy claro que os trae sin cuidado el padecimiento físico del animal y que no dudáis en utilizar la mentira con tal de no perder vuestros "privilegios".

Pues nada caballero, siga Vd. diciendo que arrastrar, -perdón, "guiar"-, a un toro con una maroma por las calles durante unas horitas y al final matarlo es indoloro y respetuoso, que como su argumento no me convence yo seguiré luchando para que ese deje de ocurrir aunque me llame mentiroso, demagogo, ignorante y tendencioso.

¿Sabe una cosa?, en un cajón guardo también los términos: etarra, terrorista, homosexual, comunista, drogadicto, aprovechado... Me han llamado muchas cosas pero me queda mucho sitio en ese cajón y por cierto, que alguno de esos calificativos tengo que reconocer que es acertado en mi caso y que lejos de ofenderme, me enorgullece.

No Destruyas, Crea

Anónimo dijo...

Para No destruyas, crea.

Todavía no me has respondido a la pregunta que te hice. ¿Has estado en Benavente para ver en que consiste verdaderamente la fiesta del Toro Enmaromado? porque sinceramente creo que no, ya que sigues en tus trece. Te vuelvo a aconsejar que te documentes bien antes de criticar algo, puesto que sigues confundiendo lo de arrastrar con guiar o conducir si te parece más "bonito". Nadie tira o arrastra el toro a la fuerza (yo a lo largo de los años nunca lo he visto, no se como lo has visto tu). Yo respeto tu opinion, pero por favor respeta tambien la nuestra y no quieras hacer ver lo que no es para que quien no conozca la fiesta se lleve una imagen totalmente distorsionada de la realidad. En mi "hermosa" fiesta, como tu dices, al toro se le respeta en todo momento, aunque tu digas lo contrario, y aunque te moleste, es una tradición que será difícil que desaparezca. Así que tranquilo, que no estamos nerviosos porque las cosas puedan cambiar.
Si tanto te molesta nuestra fiesta, te invito a que vengas a Benavente y te reunas con nuestro alcalde y le comentes tus disconformidades al respecto, quien sabe, a lo mejor el año que viene no hay Toro Enmaromado.

Suerte¡¡